martes, 29 de mayo de 2012

Kiyohara Yukinobu (1643-1682)

Kiyohara Yukinobu (1643-1682) fue una de las primeras, más talentosas y más famosas pintoras japonesas de la prestigiosa escuela Kanō (estilo de pintura practicado entre los siglos XV y XIX). Su arte muchas veces describe mujeres históricas y legendarias, así como paisajes de su tierra natal. 

Era la hija de Kusumi Morikage, maestro de la escuela Kano, una escuela de pintura de corte. Su madre era sobrina del maestro Kanō Tan'yu. En aquella época, así como en Occidente, a las mujeres no se las animaba a convertirse en artistas, y mucho menos profesionalmente. Kusumi  alentó a su hija y le dio clases, lo que le permitió tomar lecciones de otros pintores.  

Pincelada refinada, detalle meticuloso y un estilo elegante caracterizan su obra. Además de las tonalidades de tinta,  aplica una gama delicada de colores que ayuda a identificar las estaciones del año.

Xiwangmu, Reina madre del Oeste,  es una antigua diosa, 
con frecuencia asociada al Taoismo,  
que puede otorgar la longevidad y la prosperidad.

Los cuatro pasatiempos elegantes: diversiones en un pabellón chino.

 Peony

 Minamoto no Nakakuni visita a la Señora Kogo

 Pavo real y flores del melocotón,  Atribuido a Kiyohara Yukinobu

Yang Guifei, tinta, color y oro sobre seda.


Aves, flores de cerezo y de bambú junto a un arroyo
 Tinta y color sobre seda
  (99,4 x 41,6 cm)


 Yang Guifei dando sus adornos del pelo a un mensajero.