miércoles, 14 de julio de 2010

Anita Malfatti ( 1889-1964)

Autorretrato

Las artistas brasileñas Anita Malfatti y Tarsila do Amaral son consideradas pioneras en la introducción de las vanguardias europeas en Latinoamérica. Anita realiza en 1917 una exposición que genera el debate en el ambiente artístico, tanto por su forma como por su contenido, y participa en lo que se considera el hecho inaugural del modernismo en Brasil: la Semana de Arte Moderno, realizada en São Paulo en febrero de 1922.

Anita Malfatti nació en São Paulo, en 1889. Estudió en el Mackenzie College. Su madre, Betty Malfatti, profesora de arte y lenguas nacida en Estados Unidos, estimuló su interés en la pintura y fue su primera maestra. Anita sufría de una atrofia congénita en el brazo derecho, por lo que tuvo que pintar con su mano izquierda. En 1910 viajó a Berlín, donde estudió en la Academia Real de Bellas Artes y entró en contacto con el expresionismo alemán. Sus maestros fueron Fritz Burgher-Muhlfeld, Lovis Corinth y Ernst Bishchoffr-Culm. En 1915 viajó a Nueva York, donde estudió pintura, dibujo y grabado con varios artistas en la Arts Students League, y en la Independent School of Art tomó clases con Homer Boss, quien tuvo gran influencia en su representación de la anatomía. En New York también trabajó como ilustradora para las revistas Vanity Fair y Vogue.

Su segunda exposición individual, realizada en 1917, motiva gran controversia en el ambiente artístico. El escritor e intelectual Monteiro Lobato expresaba en un desdeñoso artículo que sus trabajos eran como "los dibujos de los internos de los manicomios", algo que tuvo un impacto muy negativo en el espíritu sensible de Anita. También recibió palabras de aceptación de parte de otros críticos, como el poeta Oswald de Andrade. En 1922, año en que se realiza la Semana de Arte Moderno de São Paulo, integró el Grupo de los Cinco con Tarsila do Amaral, Mário de Andrade, Oswald de Andrade y Menotti del Picchia.

A partir de 1923, luego de acceder a una beca en París por el Pensionado Artístico del Estado de São Paulo, su obra se vuelve más convencional, apartándose del expresionismo. Regresa en 1928, sumándose al grupo modernista, pero luego se dedicará más a la enseñanza de la pintura y el dibujo como medio de vida.

Sus obras de la década de 1940 son en su mayoría retratos, flores, paisajes y escenas populares. En 1942 fue presidente del Sindicato de Artistas Plásticos de São Paulo.

Según la historiadora de arte Marta Rosetti Batista, "la personalidad de Anita Malfatti, vista hoy, sorprende por sus características opuestas, una cierta dualidad de comportamiento que se percibe en su vida y obra. Desde pequeña tenía manifestaciones de curiosidad, independencia y determinación no comunes en una niña paulista de comienzo de siglo. Asímismo, necesitaba de la comodidad familiar y ambiental. Demostró persistencia para escoger su camino artístico, pero se resentía con la incomprensión. Cuando arrinconada por el medio cedía, pisoteando sus tendencias, sin embargo, cuando menos se esperaba dejaba marcas de reafirmación. La tenacidad al afirmarse y la necesidad de comprensión ambiental convivían en ella, alternándose o superponiéndose, en su vida y obra." (Rosetti B. M. p. 19)

Su primera retrospectiva fue en 1949, y en 1951 expuso en el I Salón Paulista de Arte Moderno.
Anita muere en São Paulo, en el año 1964.

Paisaje de Santo Amaro (década de 1920) óleo sobre madera 31 x 42.5 cm

El Farol

La estudiante

Burrito corriendo (1909)

El hombre amarillo (1917)

Fuentes:
Semana de Arte Moderna - Anita Malfatti
Anita Malfatti - Wikipedia
Batista, Marta Rosetti (2006)Anita Malfatti no tempo e no espaco, Biografía e estudo da obra




Compartir en Facebook